miércoles, 30 de julio de 2008

MAQUINAS GIGANTESCAS

Para realizar tareas de grandes dimensiones, el ingenio humano ha creado algunas máquinas verdaderamente enormes. Así, la grúa sirve para levantar cargas enormes y pesadas, y trasladarlas de un lugar a otro. Se usa en construcciones, sobre todo cuando se levantan edificios muy altos. También es común ver grúas en puertos, fábricas y otras instalaciones donde es necesario cargar y descargar diversos tipos de paquetes.

Por otro lado, para hacer hoyos o zanjas profundos, la fuerza humana no es suficiente y, entonces, la excavadora es muy útil. Y si es de gran tamaño, mejor. La excavadora se emplea en las minas, así como en la construcción de carreteras y de grandes sótanos. También en las demoliciones. Como las tareas que deben realizar son muy variadas, estas máquinas son también de muy diversos tipos y tamaños.

La inmensidad de océanos y mares también ha sido un reto: el deseo de desplazarse sobre sus aguas ha dado lugar, a la larga, a los grandes buques. Los hay de guerra, de pesca, petroleros y también de diversión. Generalmente, se llama “crucero” a un barco de lujo con fines turísticos. Es como un hotel flotante. Tiene habitaciones, restaurantes, piscinas, gimnasios, discotecas, salas de cine, auditorios y otras atracciones.

El transbordador, finalmente, es una sorprendente nave espacial, capaz de llevar muchos tripulantes y grandes cargas al espacio exterior. Puede, además, regresar a la Tierra después de haber cumplido su misión. Al momento del despegue, el transbordador debe estar acoplado a un gran tanque de combustible y dos cohetes, que le dan el impulso necesario para escapar del campo de gravitación de la Tierra. Cuando alcanza el espacio exterior, la nave se desprende de ellos. Para volver, el transbordador simplemente se dirige hacia nuestro planeta y se deja atraer por su fuerza gravitacional.


Comprensión Lectora No. 5, Textos informativos 1, Santillana, página 50, año 2007.